La medicina regenerativa ofrece a las personas una opción viable y eficaz para tratar un amplio espectro de enfermedades, incluidas la diabetes, enfermedades neurodegenerativas, lesiones de la médula espinal y enfermedades cardiacas.

Estas células se encuentran de manera natural en todos los seres vivos multicelulares, y se caracterizan por la propiedad de diferenciarse en cualquier tipo de célula y dividirse para producir más células madre.

Las terapias con células madre permiten reparar y reconstituir células y tejidos dañados como consecuencia de traumatismos, enfermedades degenerativas o simplemente como consecuencia del paso implacable de los años.

Algunas de las áreas que se pueden beneficiar con las células madre son:

  • Enfermedad de Parkinson
  • Diabetes tipo I
  • Artritis
  • Las víctimas de quemaduras
  • Las Enfermedades cardiovasculares

Al dirigir las células madre para diferenciarse en tipos celulares especializados, los investigadores creen que es posible obtener una fuente renovable de células de reemplazo para aquellos que sufren enfermedades con degeneración o daño celular. Inclusive, las células madre pueden ser una fuente viable de células de reemplazo para reducir la morbilidad y la mortalidad de aquellas personas con necesidad de un trasplante de órgano.

Para mayores informes sobre tratamientos con célula madre, contacte a nuestros asesores y con mucho gusto le daremos una explicación más amplia sobre los beneficios que ofrecen para mejorar su salud y calidad de vida.